Buscar en ENTOLUX

 
 

Leptospirosis

 

Explore ENTOLUX

 

Por Dra. Beatriz Rivera Otero
Directora Técnica de ENTOLUX
Médica especialista en Salud y Medio Ambiente

Se considera que la leptospirosis se inició en el sudeste de Asia y se propagó hacia Europa a partir del siglo XIX, con la penetración de la variedad Rattus Norvegicus en el viejo continente.

Posteriormente la enfermedad habría ingresado desde Europa y hacia América a partir de la colonización, vía ratas, animales domésticos y ganado infectado. Si bien existen otras hipótesis, la referida es la más probable ya que todas las variedades de leptospiras reconocidas pertenecen a serovariedades de Europa y Asia.

La leptospirosis es una enfermedad producida por una bacteria denominada Leptospira Icterohaemorrágica que pertenece al grupo de las Espiroquetas. Las principales cepas de leptospiras que fueron aisladas están en las reacciones serológicas por entrecruzamiento en la estructura antigénica, siendo indispensable efectuar reacciones cuantitativas y estudios de absorción de anticuerpos si se intenta lograr un diagnóstico serológico específico. Los serotipos referentes de la leptospira icterohemorrágica son L.Icterohaemorrágica, L. Canícola, L Grippotiphosa, L. Pormona, L. Hedadonasis y L. Mitis.

Las ratas son los portadores naturales de leptospiras; dependiendo de la geografía, densidad poblacional, condiciones ambientales y otros factores el grado de roedores portadores puede variar en una relación de uno a diez hasta cinco a diez.

Las leptospiras son despedidas desde la orina de estos roedores y luego entran en contacto con el ambiente. La infección se produce en toda clase de mamíferos incluyendo al hombre y se inicia cuando estos microorganismos ingresan al organismo de la víctima por diversas vías (oral, nasal, conjuntival y dérmica). Las condiciones más peligrosas de contacto con leptospiras están asociadas a espejos de agua y malas condiciones de saneamiento urbano o rural. Por esta razón, las inundaciones pueden propiciar la propagación del virus.

En general la infección humana se produce a través de la ingestión, sea de líquidos o alimentos contaminados con leptospiras. En menor medida se producen transmisiones vía mucosas o cutáneas.

El tiempo de incubación de la enfermedad puede variar entre tres y quince días. Luego se produce un estado febril variable. En este período, las espiroquetas se encuentran en la circulación sanguínea. Posteriormente, el microorganismo se establece en los órganos parenquimatosos (particularmente en hígado y riñón) por lo que produce Ictericia, Hemorragias e Insuficiencia Renal. A menudo la invasión del sistema nervioso central da lugar a la meningitis aséptica benigna.

Dependiendo de la gravedad del cuadro clínico, se pueden producir lesiones dermales, congestión ocular y daños musculares. El grado de infección varía de acuerdo a la cepa; muchas infecciones son leves o subclínicas. En suma se producen patologías como fiebre, dolor muscular, cefalea, vómitos, ictericia, infección hepática e infección urinaria con isnuficiencia renal posterior. Ésta última es crónica, y en animales y el hombre pueden presentarse cuadros de eliminación de leptospiras por orina a partir de la segunda o tercera semana.

Durante la infección se desarrollan anticuerpos aglutinantes fijadores del complemento y líticos. El suero de los pacientes convalecientes protege a los animales de la enfermedad. En desarrollos científicos se ha creado con éxito una vacuna para perros, mediante cultivos muertos. En general, el tratamiento médico temprano es exitoso y se basa en la administración de antibióticos tales como penicilina, amoxicilina y tetraciclina.

Epidemiología, profilaxis y control.

La infección humana es sólo accidental y resulta del contacto con alimentos, agua u otros materiales contaminados con las excreciones de húespedes animales. En nuestro caso: ratas y ratones, perros no vacunados que tomen agua en las zanjas infestadas, etc. Las leptospiras permanecen viables en aguas estancadas durante varias semanas.

Los riesgos de contaminación, en consecuencia prevalecen en personas que tienen más posibilidades de estar en con aguas contaminadas (por ejemplo mineros, pescadores, basureros y por supuesto habitantes de zonas inundables).

Profilaxis

Diagnóstico de Laboratorio

Garantía ENTOLUX ®
Certificación ENTOLUX ISO 9001:2008
Programa ENTOLUX ® de servicios
Sistema ENTOLUX ® de Tres Instancias
Sistema EntoStat ®
Centro de información
Servicios corporativos
Manejo Integrado de Plagas
Normas de calidad y seguridad laboral
Salud Pública

Compañía
Habilitaciones
Personal

Guía de plagas

Cucarachas
Hormigas
Moscas
Arañas
Picadores y Mordedores
Invasores Ocasionales
Plagas de Almacenaje
Plagas Xilófagas
Roedores
Murciélagos

Centro de descargas
Preguntas frecuentes
Trabaje en ENTOLUX